Washu: un chocolate con verdadero impacto social

Marketing es contar historias historias que la gente quiere creer y eso es algo que hacen muchas marcas. De hecho, yo me he querido creer algunas historias pero soy consciente de que inflan su narrativa para obtener evangelizadores y vender más. Sin embargo, descubrí, en abril del 2017, una marca absolutamente honesta, tanto que ha prescindido del marketing. Mi labor como periodista, entonces, es contar lo que hace y su impacto social.

Resulta que cuatro jóvenes ambientalistas están involucrados en un proyecto de conservación del mono araña cabeza café. Esta especie vive en áreas selváticas de Ecuador, Colombia y Venezuela. Precisamente en Ecuador se detectó que quedaban 250 monos araña en una zona de Esmeraldas que vivía de la tala de árboles y estaba acabando con el entorno de esta especie.

El trabajo de estos jóvenes, junto a organizaciones no gubernamentales, fue hacer un pacto con la comunidad para que no destruyera el entorno de los primates. A cambio, la comunidad se enfocaría en cultivar el cacao fino de aroma de su comunidad y estos emprendedores lo procesan en barras de alta calidad. El nombre de este chocolate, al igual que el proyecto, es Washu.

Estos jóvenes emprendedores y ambientalistas entendieron que no se puede hablar de conservación sin trabajar con las comunidades. A través de esta iniciativa buscan el desarrollo sostenible comunitario que beneficia a 100 personas en Esmeraldas y exportan sus barras a Francia e Inglaterra. Aún su trabajo es desconocido pero las ganas que le ponen al proyecto es la narrativa en sí.

Su trabajo no es es producto de la impulsividad. De hecho, a través de un diagnóstico ambiental y socioeconómico determinaron las amenazas internas y externas y desarrollaron las estrategias para impulsar la conservación del mono araña y el impulso de la comunidad de forma sostenible.

Mi frase favorita, y por la que cree este blog, es "la gastronomía es un motor de desarrollo social" y cuando veo a estos emprendedores le siento más validez a esa máxima. En este momento Washu cuenta con 2 barras de chocolate pero tiene planes de ampliarse a otras variedades para el consumidor final y un producto para repostería para chefs y restaurantes.

El empaque de Washu también está pensado en tener un impacto ambiental positivo. Por eso está fabricado en fibra de caña de azúcar y tinta ecológica para que sea biodegradable y evitar la contaminación.

Para mí el marketing es clave en una empresa, pero siempre y cuando su storytelling tenga sentido y coherencia. Por ejemplo, Nespresso es una empresa millonaria y en boga gracias a su presupuesto publicitario, pero sus cápsulas con decenas de capas de aluminio es algo que me preocupa por el impacto ambiental que genera. Por eso cuando conozco iniciativas como Washu me enamoro porque hay un verdadero impacto social detrás.

No hay comentarios

Agregar comentario