La última novedad: Vino Lágrimas de Unicornio

No le echen la culpa a los millennials. Nuestra generación nació conectada y con ganas de probar cosas nuevas pero no todos tenemos tan mal gusto. Es cierto que nos gusta lo innovador y disruptivo, pero un vino de unicornio ya es demasiado. No sé qué ocurre con este animal mítico con cuerno y crin rosa que enamora a un segmento que se deja embaucar por un montón de azúcar. Ya lo hizo Starbucks cuando sacó su Unicorn Frapuccino que fue duramente criticado por el fallecido crítico gastronómico Anthony Bourdain, quien hubiera muerto de nuevo al ver esta botella de vino que promete en su etiqueta usar lágrimas de unicornio que se extraen en un lugar secreto.

vino-unicornio

Los creadores de esta idea, es una empresa llamada Gik, son conocidos por lanzar un vino azul hace unos años que dividió al mundo de los consumidores de esta bebida. Para unos era una aberración y para otros, una idea disruptiva. Para lograr la tonalidad azul investigaron y descubrieron un pigmento orgánico en la uva tinta llamado antocianina que le da este color característico y que es su valor diferenciador.

Esta empresa no quería competir en un océano rojo, es decir aquel infestado de tiburones que se tiñe de sangre por la carnicería entre las diferentes vinícolas. Lo que querían era nadar en un océano azul, aquel que se refiere a un emprendimiento novedoso que no tiene competencia. Sin embargo, hoy con su vino de unicornio, de tonalidad rosa, sí están nadando en el océano de casi todas las casas vinícolas que tienen una versión rosé, y su valor diferenciador es una etiqueta de unicornio que promete una experiencia mítica.

vino-unicornio

Foto: Gik

Este vino se promociona en Instagram y ha generado conversación gracias a una estrategia que la marca apoyada en influenciadores. Seguro en poco tiempo este producto será apetecido por el poder de estos personajes con miles de seguidores en esta red social.

influenciadores-vino-unicornio

vino-unicornio

lagrimas-unicornio

Lo que hay que reconocer a esta marca es que hace buen marketing y se apoya en tendencias. Seguro el mundo de los vinos como es concebido hoy es aburrido para los jóvenes quienes prefieren el gin, y atraerlos con vinos de colores y etiquetas con animales míticos es la única opción. Debo confesar que probé el vino azul y me gustó, pero fue algo de una vez y por novedad. No creo que llegue a probar esta versión de unicornio, que dicen que tiene notas a golosinas, lo que sea que signifique eso.

Como esta noticia sacó mi lado gruñón, pregunté en Twitter sobre si las personas tomarían este vino para ver las reacciones:

La verdad es que cualquier innovación es bienvenida y el mercado decide qué se queda y qué se va. Me encantaría que los jóvenes se enamoren de bodegas de vino tradicionales que llevan años de experiencia con viñedos certificados y expertos que trabajan duro en las cosechas y entienden el trabajo de cuidar la uva para sacar el mejor vino. Sin embargo, si hoy pesa más un unicornio en una etiqueta, la elaboración del vino en un lugar secreto y tres influenciadores hablando del producto, entonces son las reglas del nuevo mercado para triunfar. Hay que ver si este producto traspasa la frontera de la moda.

No hay comentarios

Agregar comentario