El tributo (o adicción) al crème brûlée

El crème brûlée es una obra arte. Es una crema que pasa por un tiempo de cocción, se somete a un tiempo de refrigeración y pasa a ser una natilla muy suave, a la que se le agrega azúcar en la parte superior que se carameliza con un soplete. Ese azúcar quemado se rompe con la cuchara y la sensación al romperse y mezclarse con la crema es exquisita.

Cada persona tiene un postre favorito y el mío es el crème brûlée, lo pido en todos lados y lo preparo en casa con la tradicional vaina de vainilla, o con hierbabuna, lychess o lavanda. La crema permite aromatizarse con casi cualquier ingrediente lo que permite experimentar con frutas, flores o especias dulces.

Durante julio del 2017, la chocolatería boutique Cyril en Quito lanzó un festival de este postre de origen francés. Hay de varios sabores como: mandarina, naranja, caramelo, chocolate, jazmín y frutos rojos, vainilla, entre otros. Es una edición limitada, solo por este mes, por lo que decidí probar cada crème brûlée y hacer un video de cuando se rompe el azúcar, que es mi parte favorita.

Crème brûlée de naranja

Crème brûlée de pistacho

Crème brûlée de jazmín y frutos rojos

Crème brûlée de caramelo

Si se anima a preparar este postre en casa, en realidad no es difícil. Hace un tiempo publiqué la receta de crème brûlée en este blog. Esta receta es con vainilla, pero si desea ser creativo puede agregar pétalos de rosa orgánica, compota de mango antes de enfriar en los moldes o té chai en la crema para lograr sabores diferentes.

Ingredientes (para 4 porciones)

1 taza de crema de leche

Tres yemas

1 rama de vainilla (o una cucharada de esencia)

1/4 taza de azúcar

Preparación

En un olla ponga a fuego bajo la crema de leche. Con un cuchillo haga un corte a lo largo de la vaina de vainilla y agréguela a la crema para que se aromatice (haga lo mismo con la esencia). No deje que hierva, apague el fuego y deje reposar 10 minutos. Caliente a fuego bajo nuevamente, agregue las yemas, azúcar y revuelva con cuchara de madera hasta que tenga un color amarillo pálido y textura cremosa. El secreto es no dejar que hierva.

receta-creme-brulee-ecuador

Retire del fuego. En un molde resistente al calor agregue agua caliente y en moldes individuales la mezcla preparada. Ponga al horno por 25 minutos a 175 grados centígrados. Saque del horno, deje enfriar a temperatura ambiente y luego llévelos a la refrigeradora por 8 horas.

No hay comentarios

Agregar comentario