Archivos de Etiqueta: huecas

El sabor de Cuchara Brava en Babahoyo y su impacto social

Identificar nuestras raíces es la clave para que la cocina evolucione hacia el futuro. Entender de dónde vienen los sabores y revalorizar los ingredientes y técnicas. Precisamente, las huecas son esenciales en ese proceso porque son el reflejo de la verdadera cocina popular. Y los festivales que las reúnen son una vitrina para mostrar el potencial...
Leer más

La vuelta a Ecuador en 45 huecas

  • Mortero-de-piedra-ají
  • Nogada-en-Mesabe
  • Tostado-en-Mesabe-Quito
  • Menudo-en-Mesabe-Quito
  • pan-y-queso-de-hoja-en-Mesabe
  • Encocado-de-jaiba-en-Mesabe-Quito
  • Hielo-Chimborazo-Mesabe
  • Helados-sabores-en-Mesabe
  • Ponche-Suizo-en-Mesabe-Quito

 

La vuelta al mundo en 80 días no es tan sabrosa como recorrer Ecuador en 45 huecas. Ese fue el sabor de 'Mesabe', el festival gastronómico, realizado entre el 18 al 21 de junio, que reunió las mejores huecas del país. Maito, encocado de jaiba, bolón con chicharrón, ceviches, fritada, hornados de diferentes provincias, entre otros platos alegraron el paladar de los comensales.

Todo el sabor de Ecuador  en un solo lugar literalmente. Fueron 13.500 metros cuadrados de Cemexpo destinados a mostrar la sazón e ingredientes de cada zona del país.

El mejor plato del recorrido, para mí, fue el encocado de jaiba del Comedor Mar y Río de Esmeraldas.

Encocado-de-jaiba-en-Mesabe-Quito

Pero hubo otros sabores para alegrarse. Por ejemplo, fue genial no tener que ir hasta Riobamba para disfrutar del trabajo del Baltazar Ushca, el último hielero de Chimborazo, con su hielo que protagoniza los Jugos Rompenucas.

Hielo-Chimborazo-Mesabe

Tampoco hubo que transportarse a Ambato para probar su ponche suizo. Uno de los secretos mejor guardados de esta ciudad. Con huevos, vainilla, canela... lleva más de 60 años endulzando la vida de los ambateños y turistas que llegan hasta allí a probar este postre con pan.

Ponche-Suizo-en-Mesabe-Quito

Helados-sabores-en-Mesabe

Los helados de colada morada, morocho, caña manabita, arroz de cebada, entre otros sabores endulzaron la vida de los asistentes. Todo allí era exquisito, no solo por la comida sino por el rescate de valores culturales que aportan las huecas. Un evento que nos enriqueció en sabores y aprendizaje.