Festival de comida Checa en Swissôtel Quito

  • comida-checa-quito
  • Svíčková-quito
  • comida-checa-quito
  • cerveza-checa-quito
  • pan-checoslovaquia-quito
  • comida-checoslovaquia-quito
  • estofados-checos-quito
  • postres-checos-quito
  • panaderia-checa-quito
  • checa-quito

 

Cuando mis colegas de Mortero de Piedra me pidieron hacer una nota para ellos sobre el Festival Checo- Sabores del Viejo Continente, no dudé ni por un segundo, ¡por supuesto que sí! Primero porque creo firmemente en que la unión hace la fuerza y esta debe ser la forma en la que trabajamos todos en un mismo medio, y dos porque hacer esta nota me llevó a mis primeros recuerdos sensoriales de comida.

Mis primeros años de infancia los viví en el país que en ese entonces se llamaba Checoslovaquia. Una nación comunista regida por leyes estrictas para tratar de distribuir su riqueza de forma equitativa, un lugar donde había escasez de productos de calidad y limitaciones de insumos. Sin embargo, pese a estas limitaciones, mis primeros recuerdos de comida siguen acompañándome después de 41 años.

Nuestros vecinos, eran una pareja joven, de la edad de mis padres, que tenían en esa época veinte y tantos. Miluna preparaba un Svíčková (se pronuncial svitchcova) acompañado de knedlíky. ¿Qué es esto? Un estofado de res (salón) con incrustaciones de tocino y zanahorias, cocido en sus propios jugos durante algunas horas. Este estofado se sirve con la salsa que quedó de la cocción lenta y un poco de crema agria, siempre acompañada de un dumpling de pan (knedlíky), que es una masa hecha de pan remojado o harina de trigo.

Svíčková-quito

No encuentro otra forma de describir este plato que no sea comida que abraza. La profundidad de sus sabores se siente en la salsa y me evoca una familia alrededor de una chimenea en invierno.

Justamente esto es lo que nos explicó el Chef Checo David Wisniowski, el 17 de octubre del 2018, en  el Swissôtel Quito. La tendencia actual en la cocina Checa es usar las técnicas de las abuelas con productos locales. Las recetas antiguas han sido adaptadas, ya que las personas comen de forma distinta ahora. Sin embargo, hay una tendencia por volver al campo y consumir de cultivos propios. El maridaje también es importante en este tipo de cocina donde la calidad de la proteína y las especies juegan un rol trascendental. Las carnes de caza, el jabalí, especies como rosa mosqueta, mejorana, pimienta dulce, semillas de alcaravea y hierbas frescas en general, brindan una fusión de sabores a los estofados de esta región del viejo continente.

Swissôtel Quito y la Embajada de la República Checa, presentan a la ciudad la oportunidad de degustar un buffet de cocina Checa que estará disponible hasta el 28 de octubre. Un buffet distinto, con variedad de opciones de ensaladas, encurtidos, carnes de caza y cerdo en salsa, todas llenas de sabor por su cocción lenta.

comida-checa-quito

Chef Ejecutivo Swissotel César Estrella y el Chef Checo David Wisniowski

No nos podemos olvidar de los postres y la cerveza checa. ¿Sabías que en Cuenca está la planta de Golden Prague Beer? Una cerveza Pilsen ligera, hecha por cerveceros checos con lúpulo importado. Y bueno, para los postres, las fotos hablan por si solas. Panes rellenos de ciruelas, pancakes con rellenos de cerezas y postres de chocolate. ¡Una locura!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por morterodepiedra.com (@morterodepiedra) el

Los invito a que pasen por este maravilloso buffet esta semana en el Café Quito. Los espera un recorrido de sabores.

Más historias en La Comilona

No hay comentarios

Agregar comentario