#SaboresThai

La experiencia de la gastronomía thai se caracteriza por la mezcla de sabores ácidos, dulces, salados y picantes. El secreto es sazonar con hierbas y frutas para obtener el sabor característico de ese país.

Image

En Tailandia las salsas juegan un rol importante para acompañar carnes y mariscos, una de las más famosas es la salsa roja thai, de la que hay muchas variantes, porque mezcla diferentes tipos de ajíes, pimientos, raíces… Acá les dejo una receta de una salsa sencilla que se elabora en 10 minutos.

Ingredientes

2 pimientos rojos finamente cortados

1 ají rojo finamente cortado (sin semillas)

El zumo de dos maracuyás

Jengibre natural rallado (dos cucharas)

Cinco hojas de yerbabuena

Miel al gusto

Sal

Preparación

En un sartén poner un poco de aceite y sofreír  pimientos y ají. Rallar el jengibre, agregar sal al gusto, las hojas de yerbabuena y miel. Por último agregue el zumo de maracuyá y deje que se reduzca, hasta que quede una salsa espesa.

Image

 Apague el fuego y deje enfriar la salsa. En un procesador de alimentos (o licuadora) agregue esta salsa y mezcle por cinco segundos, de modo que se vean los trozos de pimientos.

Esta salsa es perfecta para acompañar pollo, embutidos y mariscos.

Nada es perfecto sin el postre...

Las fusiones son una tendencia de la gastronomía actual. La Crème brûlée es un postre de origen francés, pero si en su preparación se aromatiza con jengibre, yerbabuena, limonaria, menta o hierba luisa es un postre perfecto para acompañar un menú thai.

Para preparar un Crème brûlée  aromatizado con estas hierbas siga las siguientes instrucciones.

Ingredientes

2 tazas de crema de leche espesa y refrigerada

5 yemas de huevo

¼ taza de azúcar

Una rama de menta, dos ramas de hierba luisa y 10 hojas de yerbabuena

Azúcar para caramelizar

Image

Precalentar el horno a 150 grados centígrados.

En una olla caliente por 10 minutos, a fuego bajo, la crema de leche con las hierbas, sin que llegue a hervir. Retire del fuego y deje reposar 15 minutos para que las hierbas aromaticen la crema.

Aparte bata las yemas con el ¼ de taza de azúcar hasta que tomen un color amarillo pálido. Tome la crema y pásela por un colador. En una olla, a fuego bajo, coloque la crema con las yemas y revuelva con cuchara de madera, sin dejar hervir. Retire del fuego y en moldes individuales, resistentes al calor, coloque la crema y estos póngalos en un refractario con agua caliente, para cocinar al baño de maría. Ingrese al horno y cocine por 35 minutos.

Deje enfriar los moldes y refrigérelos por tres horas. Para caramelizar, en un  refractario coloque agua helada, con hielo. Ponga los moldes del Crème brûlée   y espolvoree azúcar en la superficie. Encienda el 'grill' del horno y caramelice.

*El agua helada evitará que la mezcla del Crème brûlée  no reciba calor, para que su textura quede sedosa que es lo que caracteriza a este postre.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario