Razones para no consumir café Nespresso

El consumo de café ha tomado un giro inesperado. Pasó de ser una bebida cotidiana barata a una, igual de cotidiana, pero de lujo. Muestra de ello son las cafeteras portátiles tipo Nespresso, conocidas como el Rolls Royce de los fabricantes de café.

Se trata de una máquina de café que trabaja con una doble selección de granos excepcionales, a este proceso se le denomina Grand Crus (o Grand Cru). El producto final es envasado en unas cápsulas semi-redondas de aluminio cubiertas con plástico metalizado de colores -cada tonalidad representa un tipo de café del mundo-, lo que las hace muy atractivas. Sin embargo, este embalaje, estéticamente planeado, es insostenible para el medio ambiente porque separar esos materiales es muy difícil.

Nespresso, marca creada en 1986, ha tenido un crecimiento promedio de 30% anual desde el 2000, y su facturación fue de casi USD 5,000 millones año en 2014. El mercado de Nespresso en América del norte ha crecido 50% en lo que va del año. El mercado de las cápsulas monodosis de café genera importantes beneficios a Nestlé -dueña de la marca- con sus más de 300 tiendas en 52 países.

Nestlé ha impulsado un plan de reciclaje para evitar la contaminación. En España, por ejemplo, implementó puntos de recolección de cápsulas; con ésto espera reciclar un 75% del total. Sin embargo, aún con esta medida, el uso de este aluminio es un daño para el medio ambiente que no puede negarse.

Nespresso con su lema “What else?” y usando a George Clooney como imagen se ha transformado en el objeto del deseo. Sin embargo, hay que pensar en que no solo se trata de un café perfecto, sino de la sostenibilidad ambiental en su consumo.

La periodista gastronómica Luciana Bianchi, señaló durante Latitud Cero 2015, que no se trata solo de consumir sino hacerlo con responsabilidad y estas cápsulas no entran en ese ámbito. La razón (y esto aplica para todos los sistemas de café encapsulado) es que están formadas por aluminio y diferentes folios de plástico tipo membranas que encierran el café al vacío y lo protegen contra la oxidación.

Aunque el método es perfecto por la rapidez e inocuidad, se pierde el rito de preparación del café. Además, las máquinas solo funcionan usando las cápsulas diseñadas para ellas, lo que limita la libertad de elección del consumidor y supone una desventaja competitiva para otros fabricantes y manufactureros de café que no tienen acceso a estos sistemas de cápsulas.

Cada quien elige qué consumir y cómo hacerlo. Pero es hora de tomar conciencia de consumir mejores productos para asegurar la sostenibilidad.

3 Respuestas

  1. Hola, sería chevere que también se haga un análisis organoleptico de las virtudes o no del nespresso; sería interesante conocer la opinión de expertos en el tema de caficultura etc..
    Saludos.

    • Ivanna Zauzich

      Mil gracias Jairo por el feedback. Voy a trabajar en ello. De nuevo gracias.

  2. Gracias, Lourdes, por tu informacion. Ultimamente ya se ve que se mueve el mercado y se crean sistemas alternativos para usar maquinas Nespresso con otros cafes. Es una buena solucion.

Agregar comentario