Puerto Jelí es un rincón gastronómico escondido

El periodista Juan Pablo Vintimilla con trayectoria en medios ecuatorianos como diario El Comercio y revista Vistazo e internacionales como la Agencia Efe, en Madrid, se le midió a escribir una crónica gastronómica desde Puerto Jelí.

Este texto es una forma de transportarse a este puerto en el río Santa Rosa.

Puerto Jelí, un rincón gastronómico escondido

Puerto Jelí, en la provincia de El Oro, es el lugar perfecto para comer los mejores mariscos del Sur de Ecuador. Sus restaurantes y picanterías  ofrecen, además, una oportunidad de coleccionar pintorescas postales mentales.

Por ejemplo, mientras usted explora el menú, colocado bajo el vidrio de la mesa, es posible que un hombre con camisa floreada se aproxime y coloque sobre ésta una generosa colección de discos piratas.

Así, mientras espera su cebiche marinero (camarón, conchas, calamar, cangrejo y ostiones), una parihuela, (con los mismos ingredientes pero en un plato caliente) ó un arroz húmedo de conchas, puede seleccionar entre una recopilación de pasillos, salsa o reggeatón.

cebiche

Si usted es de aquellos que reemplazó los discos compactos por un iPod, no puede negarse el placer de escuchar un pasillo en vivo. Ni crea que podrá hacerlo, pues un hombre en guayabera deambula entre las mesas con una guitarra acústica entonando a Julio Jaramillo, el “Ruiseñor de América”.

puerto jelí

Esa música resulta ideal para saborear los chifles fritos que le pasarán a la mesa junto a la cerveza que pidió. Porque, no se confunda, los mariscos saben mejor con cerveza y en Puerto Jelí usted puede elegir no solo entre las clásicas nacionales Pilsener y Club, sino la clásica peruana Cusqueña.

cusqueña-puerto-jelí

Eso, porque este rincón orense está a unos 40 minutos de la frontera con Perú y eso hace que hasta los cebiches, aunque conserven el sabor ecuatoriano, vayan servidos sobre una capa de lechuga y acompañados de camote y maíz tostado.

Podríamos alargarnos durante varios párrafos contando sobre el par de policías que tras beber una Cusqueña siguen con su patrullaje, de los cuidadores de vehículos que colocan un cartón en los pasabrisas para que los autos se mantengan frescos, o de los motociclistas aniñados que a pesar del calor no se salen de sus chaquetas de cuero de corredores de MotoGP…

Lo cierto es que para hablar sobre lo pintoresco de Puerto Jelí y  de la deliciosa
sazón de sus habitantes es mejor visitarlo.

1 Respuesta

  1. […] A trip to Ecuador’s Puerto Jelí [via Mortero de Piedra] […]

Agregar comentario