Pescadores siembran arrecifes de coral en Colombia

Los arrecifes de coral son ecosistemas que incluyen corales, algas, peces y diversidad de invertebrados. Está entrelazado con otros recursos naturales como los manglares. Por esta razón, los arrecifes coralinos son una fuente importante de la pesca de aproximadamente mil millones de personas en el mundo. En el archipiélago colombiano de San Andrés y Providencia se está trabajando un proyecto para que los pescadores cultiven arrecifes de coral, como lo muestra este video del Foro Económico Mundial:

Muchos piensan que los arrecifes de coral son piedras duras, pero en realidad son criaturas vivas y cunas para los peces. Hoy estos ecosistemas están sifriendo destrucción por el aumento de la temperatura en los océanos causada por el cambio climático, la excesiva contaminación y pesca.

Justamente los pescadores en San Andrés han entendido que son parte del problema y han comenzado a trabajar para regenerar los arrecifes.

El proyecto de cultivo de arrecifes de coral en San Andrés

Son cerca de 40 pescadores artesanales en el archipiélago colombiano a quienes el gobierno paga $125 por mes para cultivar corales en un proyecto de jardinería submarina. Esto es  supervisado por la agencia gubernamental colombiana Coralina, encargada de promover el desarrollo sostenible en el archipiélago, y por el grupo ambientalista Conservation International Colombia, es considerado el segundo proyecto de conservación de coral más grande del Caribe, después de uno en Belice.

Como parte del proyecto, que comenzó en 2017, alrededor de 10,000 fragmentos de coral se crían en viveros submarinos flotantes en las aguas verdes esmeralda alrededor del archipiélago, que alberga el 80% de los arrecifes tropicales de Colombia.

Los defensores del proyecto esperan que los corales que crecen en los viveros puedan reponer y restaurar las colonias de coral de arrecifes existentes en un área que cubre 60 hectáreas (150 acres). El archipiélago fue declarado área marina protegida, la Reserva de la Biosfera Seaflower, por la agencia cultural de las Naciones Unidas (Unesco) en el 2000.

 

No hay comentarios

Agregar comentario