5 platos que debes probar en Europa

Después de meses de noticias que pronosticaban la eliminación de la visa Schengen, al fin se cumplió. Desde el 4 de diciembre del 2015, peruanos y colombianos podrán viajar a Europa sin visa para estadías menores a 90 días.

Son 26 países con arquitectura, atracciones, historia y gastronomía increíble. Por eso te recomendamos 5 platos (y otras experiencias) que no puedes perderte si visitas el viejo continente.

España:

Jamón Ibérico de bellota

Éste viene de un cerdo 100% ibérico (padre y madre) y ha sido alimentado con bellota. Los cerdos Ibéricos Puros de Bellota (son solo el 5% del total de cerdos) son muy diferentes a los cerdos cruzados (madre ibérica y padre Duroc). Las principales diferencias es que son cerdos más pequeños y rústicos -ya que caminan 14 km diarios en busca de bellotas- que los cruzados y en consecuencia el jamón tiene un sabor diferente.

jamón-iberico

Paella

Se trata de un plato de origen humilde de Valencia (por eso paella valenciana) que se ha popularizado a escala mundial y, obvio, se consigue en cualquier país del mundo. Sin embargo, nada sabe a una paella saboreada en España, ya que es un ícono de su gastronomía.

Francia:

Foie-Gras

Todavía es común que haya confusión a la hora de distinguir el foie-gras y el paté, pero su composición es distinta. El foie-gras se elabora únicamente con el hígado de ganso, de oca o de pato que se ha hipertrofiado por una excesiva alimentación, lo cual no quiere decir que esté enfermo. Las aves están inmovilizadas y sobrealimentadas y a diferencia del paté, el hígado de estas aves no se mezcla con carne ni con ningún otro ingrediente para elaborar el foie-gras, solamente es tratado con calor para higienizar el producto.

foie-gras

 Éclaires o macarons:

París tiene decenas de tiendas especialidades en estos postres. Sus éclaires son famosos y vienen de variados sabores y en caja llamativas.

Italia:

Si han visto (o leído) Comer, Rezar, Amar...entienden el potencial gastronómico de este país que es una fusión de sabores e ingredientes espectacular. Sus platos de siempre son deliciosos y los nos comerciales, por decirlo así, también. Sin embargo, si están en este país tienen que conocer el restaurante de Massimo Bottura, uno de los mejores chefs del mundo que apuesta por la sostenibilidad y creatividad.

Portugal

Podríamos gastarnos toda la lista con platos de este país rico en gastronomía. Solo vamos a recomendar uno de sus postres más codiciados porque tienen una gran historia detrás.

Pastel de Belém

Se prepara a partir de la receta secreta de las monjas católicas. Se vende en una tienda cerca del Mosteiro dos Jerónimos, en Lisboa. Hay polémica acerca de su parecido con el pastel de nata, mucho más popular. Para algunos, no se diferencian en nada, simplemente tiene un nombre diferente porque esta variedad se vende en la zona de Belém. Para otros, en cambio, es completamente diferente. No importa, ambos son deliciosos, pero este tiene ese componente religioso que ha aportado maravillosas creaciones a la gastronomía.

lisboa

No hay comentarios

Agregar comentario