Razones para no consumir foie gras

El foie gras (que se pronuncia fua grá)  llamado a menudo «foie» en España, es un producto alimenticio del hígado hipertrofiado de un pato o ganso que ha sido especialmente sobrealimentado, al punto de estar enfermo, casi sin poderse mover de la obesidad. Es cierto que muchos de los productos de origen animal conllevan sufrimiento, pero algunos son particularmente crueles y ese es el caso de esta suerte de paté tan codiciado en la alta gastronomía.

La configuración del mundo está cambiando. No se trata de que el vegetarianismo se está tomando al planeta, pero cada vez surgen más personas empáticas con los animales y deciden no consumir productos que tengan rastro de crueldad excesiva. Hay miles de teorías sobre por qué consumir carne representa la evolución del hombre, pero esa no es la discusión. Se trata de eliminar, o al menos reducir, el consumo de productos que sacrifiquen la calidad de vida del animal, como lo es el foie gras.

De hecho, este video muestra cómo se alimenta a los patos y gansos y varios restaurantes en Europa decidieron dejar de usar foie gras en su menú, al ver las reacciones de las personas.

Nadie le quita el manjar que es, pero ser responsables con el ambiente también requiere pensar en lo que nos rodea y entender lo que hay detrás. Sabemos, por ejemplo, que usar sorbete plástico es cómodo, pero está matando miles de especies marinas. Llevar las compras en una bolsa de plástico también es fácil, pero hay que educarnos y llevar una reusable. Lo mismo ocurre con el consumo de foie gras, que es delicioso, pero su producción goza de crueldad extrema contra patos y gansos.

foie-gras

"Dejé de comer foie gras hace un año al entender lo que ocurría en su producción"

Prohibición de la venta de foie gras

Este producto tiene una ambigüedad, ya que los legisladores franceses lo reconocieron como parte del “patrimonio gastronómico y cultural” del país europeo y eso supone la importancia escala mundial. Sin embargo, su producción es tan cruel que hay países y estados que han prohibido su venta. Por ejemplo, California ratificó la prohibición de comercializar este producto desestimando la apelación interpuesta por productores de este alimento fabricado a base de hígado de pato hipertrofiado.

La lucha de los grupos defensores de los derechos de los animales contra el foie gras, un alimento de lujo que se produce cebando forzosamente con grano a aves de granja para ampliar el tamaño de su hígado, es histórica. La decisión de la más alta instancia judicial estadounidense pone fin a una batalla judicial que se remonta a 2004. En ese año ya los legisladores californianos aprobaron, en nombre de la lucha contra la crueldad animal, una ley que prohibía la venta de foie gras en el Estado y contemplaba multas de hasta USD 1.000  para los restauradores que lo sirvieran. Sin embargo, esa decisión tuvo un retroceso por una apelación interpuesta por productores de este alimento. Ahora que su prohibición es definitiva representa un triunfo para los protectores de animales. Además de el caso de California, este alimento también está prohibido en Alemania, Argentina, Austria, Turquía, entre otros. De los países de la Unión Europea solo está permitido en Francia, Bélgica, Hungría, Bulgaria.

Está en uno tomar decisiones sobre lo que come y qué industria apoya. Cada que alguien decide no comer foie gras la oferta de este producto disminuye y sufren menos aniales. Entiendo que hay familias enteras que dependen de su producción. Sin embargo, no se puede producir y consumir algo basado en el maltrato.

No hay comentarios

Agregar comentario