Los 10 mitos de la cocina italiana

Una vez le preguntaron a una actriz de Hollywood ¿cuál es su comida favorita? ella, con un cuerpazo metido en un vestido diminuto tejido con cristales Swarovski, respondió que era la italiana. ¿y cuál es su plato favorito de esa gastronomía? pollo a la parmesana (un plato más 'neoyorquino' que italiano) , dijo la radiante actriz que cobra en promedio USD 14 millones por película.

El caso de esta actriz no es aislado. Las series gringas y grandes cadenas de pizza nos han engañado, y peor, maltratado a la cocina italiana. Hay un montón de malas prácticas respecto a esta comida y esta vez vamos a nombrarlas para ver si reivindicamos esta gastronomía. Si vas a Italia esta será una guía para disfrutar su comida de verdad, sin las falacias que nos venden las grandes cadenas de pizza.

Mitos de la pizza

  • La masa: Todos piden pizza a domicilio y hacen combinaciones extrañas, llenas de salami, tocino y masas gruesas y 'chicludas' con bordes rellenos de queso. La verdad es que la tradicional lleva agua, sal, aceite extra virgen, levadura, harina... Todo buena calidad, que fermente y madure en la nevera a 6-8 grados. Al día siguiente duplica su volumen y se mueve para quitar los gases. 
  • ¿La pizza se hace en horno de leña? Muchos chefs defienden este método de cocción. Para otros la temperatura no es uniforme. Eso sí, lo que es importante es la base de piedra para que sea una pizza a la italiana.
  • ¿Hawaiana? ¡No! la pizza no es postre y no debe llevar piña. A muchos les gusta, pero en Italia pedirla así es un sacrilegio.
  • Pizza boloñesa: La pizza es pizza y la pasta es pasta. Las albóndigas con salsa en una pizza no son una buena opción en el país de la bota.

Mitos de la pasta

  • El chorrito de aceite al preparar la pasta: Este es un completo mito. La pasta se cocina con agua y sal.
  • Lanzar el espagueti a la pared: Otro mito. Para saber si está lista, lo único que debe hacerse es probarla. Está bien hecha cuando al romper la pasta y tiene el puntito blanco en el centro. Es decir, está al dente.
  • ¿Cuchara para el espagueti?  No se trata de una sopa. La cuchara la usaban originalmente los que no sabían comer. Si llegas a un restaurante purista italiano, el cocinero te pegará un grito antes de darte una cuchara.
  • Carbonara: Ohhh si existe un plato maltratado es éste. Si buscas recetas de carbonara en Google encuentras receta de esta salsa con crema, champiñones y cebolla. En realidad la receta original es con la yema de dos buenos huevos de corral (esos de yema naranja), queso pecorino romano rallado, pimienta negra molida como el carbón (por eso se llama carbonara) y guanciale, que es parte de la carrillada del cerdo, aunque también se le puede poner tocino ibérico.
  • ¿Todas las pastas llevan queso? ¡Falso!. Hay algunas pastas que lo admiten y otras, como las que llevan marisco o pescado, que no. Si pides queso para la frutti de mare estarás cometiendo un sacrilegio en Italia.
  • ¿En Italia se come solo pasta y pizza? ¡No! Italia tiene guisos, ensaladas, mariscos, sopas y otros platos que seguro desconoces. La gracia de Italia es saborear sus cientos de opciones en cada una de sus regiones.

No hay comentarios

Agregar comentario