Un escándalo sacude al mundo del chocolate

La noticia titulada ‘Cómo dos falsos hipsters han timado al mundo vendiendo chocolate’ ha dado la vuelta al mundo. 

El portal PlayGround explicó en su web que los hermanos Mast con su pinta hispter encarnaron el verdadero sueño americano. Provenientes de Iowa con aspecto de leñadores se mudaron a Brooklyn donde aprendieron a preparar chocolate “usando técnicas Incas”. Con este concepto transformaron su marca Mast Brothers en el chocolate artesanal más popular del país. Su ventaja competitiva son sus empaques con un diseño impecable que llamó la atención de los consumidores.

mast-brothers

Con respecto al chocolate hay expertos que desmienten su calidad. El blog Dallas Food, que desató esta polémica, llamó a los Hermanos Mast los “Milli Vanilli del chocolate”. La razón es que predican la filosofía de ‘bean to bar’ (del grano a la barra) que se enfoca hacia la cultura conservacionista y ecológica de cultivar y experimentar de cerca la elaboración del chocolate. ‘Bean to Bar’ convierte a cualquier persona en un artesano en un amante de la semilla del cacao, con la que experimenta y convierte su proceso en una experiencia sensorial que culmina con la elaboración de tabletas de chocolate únicas.

Sin embargo, los hermanos Mast -dice una nota en Vanity Fair- fundían chocolate Valrhona, un fabricante industrial francés. La mayoría de chocolate comercial que se encuentra en los supermercados proviene de granos baratos ya tostados que las grandes compañías venden al por mayor a las más pequeñas.

Por el uso de esa materia prima industrial, el chocolate de los hermanos hipster tiene un sabor diferente al de los pequeños productores de chocolate de origen único, quienes generalmente compran cacao con características de sabor distintivas que persisten, a través de un procesamiento mínimo, en el producto final, como explica la publicación.

En toda historia hay dos lados y los hermanos Mast creen que esto es una distracción por parte de la competencia que no asimila el éxito de su marca. En la nota del NY Times explican que son juzgados por su barba y vestimenta, pero que eso no influye en la calidad de sus barras de chocolate.

La noticia -cierta o falsa- aún no afecta a estos empresarios quienes han fidelizado a un nicho que compra cada una de sus barras por USD 10. No obstante, esta situación es una reflexión para identificar qué se está comprando y por qué se hace. Conocer el proceso de un producto, sus orígenes e impacto social es clave para entender la magnitud de lo que se consume.

A veces es fácil dejarse llevar por envolturas atractivas, pero es clave investigar más allá y entender el impacto de ese producto. ¿Cómo hacer esto? hay que contactarse con los productores para que muestren su proceso de producción del cacao y elaboración del chocolate. Ecuador tiene buenos ejemplos de transparencia en este sentido y hay marcas que sí tienen una historia real, que no necesitan envolturas novedosas para posicionarse como las mejores. 

 

1 Respuesta

  1. Mars retira productos de 55 paises tras el hallazgo de plastico en uno de sus chocolates – BBC Mundo

Agregar comentario