La gastronomía también se experimenta en las ‘huecas’

Nada invita a conocer una ciudad como la comida que oferta en sus mercados y ‘huecas’ (entiéndase como un espacio pequeño con ollas y cucharones a la vista). Allí se saborean platos con los secretos de la abuela que deleitan a los comensales por la explosión de sabores en cada bocado donde resaltan las especias locales y las técnicas de preparación de antaño, como la cocción en pailas de barro o al vapor en hoja de plátano.

Image

Según el Censo Económico del 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en Ecuador hay 33 938 restaurantes a escala nacional. Esta cifra no incluye a los puestos informales que también aportan a la gastronomía local.

El olor a tortilla de maíz y choclo perfuma los mercados en la mañana y el sonido de las licuadoras encendidas atrae a los transeúntes. Jugo de mora, tamarindo, fresa, piña, borojó, entre otros, son preparados en estos espacios.

Image

Las tortillas de papa y hornado (cerdo al horno) deleitan hasta el crítico culinario más exigente. Desde las 10:30 se comienza a servir este plato que viene acompañado con ají, encurtido (una mezcla de vinagre, sal, azúcar, tomate y cebolla morada) y mote (maíz cocinado).

Image

Image

Los postres son clave en cualquier gastronomía. En Cuenca, por ejemplo, se sirven los tradicionales dulces elaborados con nata, nueces y azúcar pulverizada en diferentes formas y colores. Otro toque dulce lo da el ponche, una bebida de leche, huevo, azúcar, canela y anís que cae bien después de cualquier comida.

Image

Cuenca es la tercera ciudad más importante de Ecuador. Este año cumple sus 456 años de fundación y recibirá turistas del país. Recuerden que los restaurantes tienen una variada, y deliciosa, oferta. No obstante, los mercados también son una opción para comer rico en esta urbe de 500 000 habitantes y más de 30 iglesias para hacer turismo religioso.

Image

Fotos: Ivanna Zauzich

No hay comentarios

Agregar comentario