¿Qué tan instagrameable es tu restaurante?

Hace unos años, cuando no existía internet, no el boom de las redes sociales, la mejor publicidad para un restaurante era el boca a boca. Sin embargo, hoy las reglas han cambiado, ya que mucho depende del contenido que suben los propios comensales sobre un restaurante a sus redes sociales, sin que se les pague. Esa acción de subir imágenes, de forma orgánica, y compartir la experiencia en sus canales digitales es clave para hacer que más personas lleguen a un restaurante. No obstante, hoy el actor que domina esta conversación se llama Instagram.

Este red social visual, ya que se basa en imágenes, tiene 1000 millones de usuarios activos a escala mundial y ha duplicado su comunidad en los últimos dos años, haciéndola una de las que más potencial tiene, en especial para el tema gastronómico. Por esta razón, los restaurantes, en especial los visitados por millennials, tienen que enfocarse en ser instagrameables, y así ser fotografiados por este nicho para atraer nuevos comensales, como explicó Barbara Jijón, gerente de Quito Restaurantes, en el encuentro de Marketing Gastronómico, organizado por la Universidad San Francisco de Quito, en noviembre del 2018. Para ella hay ítems que los restaurantes deben cuidar para entrar en esta ola de Instagram y ganar presencia de marca, y por supuesto publicidad gratis.

¿Qué define que un restaurante sea instagrameable?

Decoración

La decoración es un factor clave para que un restaurante sea atractivo visualmente y genere interés en ser fotografiado para Instagram. Hay muchos ejemplos de restaurantes bien decorados, uno de ellos es Amaz en Lima, que se especializa en comida amazónica y su decoración recrea, de alguna forma, la selva.

amaz-bar-lima

Vajilla

Un factor clave porque aquí se sirve la comida y los platos son los protagonistas de las fotos de los foodies. Hay muchas opciones de platos, pero la clave es identificar el tipo de propuesta gastronómica, para que los colores no se crucen y no se pierdan. La idea es que resalten los colores de los ingredientes, pero hay que ser más creativo que usar la típica vajilla blanca.

vajillas-instagrameables

Un ejemplo es Casa Gangotena, que sirve su cordero con puré de mote en una vajilla personalizada que tiene la Catedral de Cuenca, iglesias de Quito o nevados icónicos del Ecuador. Cada que sirven un plato en este restaurante dan ganas de tomar la foto.

cordero-casa-gangotena

Cava de vinos

Una cava puede ser la joya sagrada y escondida de un restaurante o una forma para atraer la nueva generación de sibaritas a través de redes sociales. Una cava con la que los comensales interactúen y puedan tomarse fotos es la mejor opción de atraer a más personas a esta aventura del vino.

cava-instagrameable

Cocteles

Los cocteles juegan un papel importante en esta movida de Instagram. Los hashtags (etiquetas para encontrar información en algunas redes) #GinTonic, #Negroni o #PiscoSour acumulan 2 millones de fotos y conversaciones sobre estos tragos, y eso que en cocteles hay mucho más. Por eso los restaurantes deben trabajar con profesionales que cuiden los detalles en la preparación y cuidar la barra, para evitar una foto con azúcar regada o una escoba cerca de la escena.

instagrameable-gin

Comida

Este factor es clave para ser fotografiado y generar interacción en Instagram. No solo se trata de que la comida sepa bien, sino que se vea bien. Por ejemplo, en el restaurante Marcus, de la Universidad San Francisco de Quito, los platos tienen equilibrio en ingredientes y tonalidades para dar una experiencia para los instagrammers.

helado-pisco-sour

Iluminación

Una correcta iluminación, con luz natural y cálida mejora la calidad de las fotos que se toman con el celular, lo que incrementa las posibilidades de que los millennials suban las fotografías a sus redes. Mientras que los ambientes, oscuros, por más románticos que sean, no permiten esta acción y se pierden oportunidades para esta audiencia que quiere compartir con sus seguidores una experiencia gastronómica.

Un buen ejemplo es Local By Rausch en Bogotá que tiene iluminación de lámparas y ventanales, por lo que entra la luz natural. En ese restaurante no hay forma en que una foto salga mal.

local-rausch

Luces neón

No todos los restaurantes dan para esto, pero muchos se han unido y sus letreros luminosos con frases motivacionales o divertidas son llevadas a Instagram.

neon-instagrameable

No hay comentarios

Agregar comentario