La magia de Huaca Pucllana, en Lima

Cuenta la leyenda que en el siglo V este lugar fue considerado un centro administrativo de la colonia limeña. La palabra Huaca tiene relación con un sitio ceremonial, antiguo y prehispánico. Actualmente, conserva su majestuosa arquitectura, una vista impresionante con pirámides y ruinas y además,cuenta con un restaurante impregnado de los sabores típicos y deliciosos de todas las regiones del Perú.

En esta visita tuve la oportunidad de conversar con el chef Juan Luis Ugarteche, quien amablemente se tomó el tiempo para hacer un recorrido por el centro arqueológico, mientras me contaba un poco sobre su
pasión por la cocina. Este amante de la buena gastronomía por vocación, estudió en el Instituto de los Andes de Lima.

Él confesó que siempre esta en constante innovación que lo motiva a inspirarse para crear novedosas fusiones de sabores y jugar con varias técnicas que ha aprendido a lo largo de su vida. Ugarteche siempre esta creando platos nuevos basado en una fórmula saludable, diferente y rica.
“A la hora de cocinar disfruto de las texturas y los insumos más representativos y únicos que solo se encuentran en el Perú para que sean el deleite de los clientes que visitan nuestro histórico restaurante”, afirmó el chef.

Foto: Gilda Valle


Este restaurante, donde los sabores clásicos y regionales imperan en su extenso menú, sedujo mi paladar con una propuesta variada y amplia que empezó con unos deliciosos langostinos del norte amelcochados con salsa de tumbo (fruta de la selva reducida con toques peruanos y japoneses y adobado con ají fermentado) servidos con aguacate y ajonjolí para darle un toque exótico.

Seguido por una suave causa con fermento de leche con guacamole y flores de sueño y tartar a base de trucha que se deja secar por cuatro días con sal y azúcar para darle un sabor explosivo y al mismo tiempo delicado al paladar.

Para después dar paso a la ligeramente picante, pero deliciosa, trucha asalmonada en salsa cítrica de rocoto de choclo con zapallo y zanahorias
encurtidas.

Luego vinieron los típicos anticuchos de corazón de res con choclo frito y papas doradas. Además, unas crocantes uñas de cangrejo acompañadas de cuy con patacones rellenos con tocapu que son diseños ornamentales que los incas utilizaban como símbolos para comunicarse.

Foto: Gilda Valle

Después probé un espectacular sudado amazónico de charela con mariscos de estación adobado con leche de tigre y especies andinas. Para darle paso al tierno pulpito a la brasa con verduras escabechadas y puré de un vegetal típico del Perú llamado olluco.

Cuando llegó el cremoso arroz en salsa de chupe de camarones mi estómago me pidió un break por lo que ya no pude seguir disfrutando de los suculentos postres del menú como los bombones de chirimoya, el mousse de lúcuma o el milhojas de arroz con leche tibio y más de las delicias de este fascinante y mágico establecimiento al que regresaré pues vale la pena visitar durante su estadía en Lima porque permite unir lo mejor de la gastronomía regional del Perú con la arqueología pre-incaica.

Dirección General Borgoño Cdra 8, Miraflores (Lima, Perú)
Precio promedio por plato 12 dólares.

2 Respuestas

  1. Es uno de mis blog favoritos de recetas, gracias por enseñarnos tantas cosillas jeje

  2. Es un placer tener lectores que aprecian nuestro apasionante trabajo para difundir la gastronomía. Saludos.

Agregar comentario