Falla del periodismo gastronómico en Ecuador

Columna de Opinión @ivannazau 

Hace unos días -no recuerdo la fecha exacta pero doy fe que fue en julio del 2015- me llamó Nydia Vázquez, una cuencana quien ha dedicado su vida a la investigación gastronómica de sabores ancestrales azuayos. Como se notaba molestia en su tono de voz fui a un lugar tranquilo para conversar.

El reclamo de esta cuencana surgió porque vio en un segmento televisivo -de un respetado canal ecuatoriano- que la presentadora preguntó a la audiencia ¿cuál es el mote criminal? y la respuesta -de la misma estrella televisiva- fue: motepillo (se escribe unido porque es una palabra quichua, aunque en los medios la escriben separado).

La molestia de Vázquez se dio porque la presentadora de este respetado canal no investigó que ese ‘pillo’ viene de ‘Pilluna’ que significa envolver en quichua y el motepillo se llama así porque el maíz es envuelto en huevo, que nada tiene que ver con ser criminal. 

Y con esto vuelve la discusión sobre el Periodismo Gastronómico en Ecuador, porque es evidente que los medios han reaccionado positivamente a la gastronomía porque trae audiencia y visitas a sus sitios. Así que hay más cobertura, pero ¿hay conocimiento para hacerlo? el ejemplo de Nydia Vázquez refleja que aunque existe la demanda de temas no hay la oferta de periodistas preparados para cubrir una fuente que requiere seriedad y conocimiento.

No se trata de enviar al pasante o al menos preparado a cubrir un festival de ‘huecas’. El perfil del periodista gastronómico debe conocer de historia, sabores, tradiciones e ingredientes para hacer una cobertura decente y así evitar el malestar de quienes sí dominan el tema. 

Es hora de tratar a la gastronomía con el respeto que se merece y eso incluye potenciar a los periodistas gastronómicos. Porque algo clave es que éstos no son los mismos chefs porque habría un conflicto de intereses; imagínese a los chefs escribiendo una columna de lo exquisita que es su comida. Los chefs son chefs y los periodistas gastronómicos están ahí para contar el acontecer de la cocina, las nuevas tendencias, el aporte en las innovaciones. De esta manera la gastronomía (como un todo) crece y se expande.

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario