El potencial del turismo gastronómico

En 2014 se lanzó la campaña All You Need Is Ecuador en la que esta frase se descompuso en letras, de 5 metros de alto, que fueron ubicadas en diferentes ciudades del mundo como Londres, París, Nueva York...también se pusieron las letras en diferentes ciudades de Ecuador y cada una de ellas invitaba a la web de la campaña para que todos supieran las cualidades de este país de 15 millones de habitantes y cuatro zonas: Costa, Sierra, Amazonía y Galápagos.

Esa campaña trajo comentarios positivos por dar a conocer Ecuador y negativos, porque implicó un gasto millonario, que incluyó la compra de los derechos de la canción de The Beatles All You Need Is Love.

Estamos en 2017 y un video de reguetón, con el artista Nicky Jam, se filmó en Ecuador con el aval del Ministerio de Turismo; el video muestra paisajes naturales y urbanos únicos del país. Al igual que en el 2014, muchos alaban el video por dar a conocer Ecuador y otros se quejan porque la Cartera de Estado no incluyó a artistas nacionales o gastó mucho en un video que no genera Retorno de la Inversión (ROI).

Un punto olvidado en las campañas es impulsar el turismo gastronómico. Este nicho dinamiza la economía y mejora la calidad de vida de campesinos, pescadores, cocineros, emprendedores y otros actores.

Ecuador tiene paisajes maravillosos, todos lo sabemos. Nada en el mundo iguala las Islas Galápagos y su entorno natural que es un laboratorio viviente de especies. Galápagos tiene free press todos los años porque no necesita venderse, ya que tiene reconocimiento mundial. Entonces el trabajo debe hacerse en otros destinos como Quito y sus pueblos de la Sierra; la costa y sus paisajes playeros y la Amazonía con su selva enigmática y saber ancestral de sus comunidades.

El potencial del turismo gastronómico

Ecuador es un destino único, y parte de su valor agregado está en la comida. Dudo que otro país tenga tantos platos propios; cada familia tiene su receta de fanesca, un potaje con granos que se sirve en Semana Santa y tiene una historia detrás. O la torta de Jueves Santo que que tiene 23 ingredientes y prepararla es tan complicado, que su tradición se ha perdido, menos mal el chef Carlos Fuentes, la sirve en su restaurante La Purísima.

torta-negra-jueves-santo

Las huecas tienen sabores propios; cada quien tiene una versión de encebollado, una sopa con cebolla, yuca y pescado que es típica del país. Los ceviches se preparan con diferentes mariscos y pescados, no tienen nada que ver con la versión peruana, tiene el líquido que se forma del jugo de limón y los otros ingredientes, como la versión Jipijapa que sirven en Urko.

ceviche-jipijapa-version-urko-quito

El festival Raíces, que se hace cada año en Guayaquil, es un reflejo del potencial de las huecas y que los turistas se enamoran de los sabores del país. A través de estos eventos en los que se conocen platos que están enterrados en las zonas rurales, como el tapa’o arrecho de Esmeraldas, que es un guiso. Hay una versión colombiana, muy popular en esta zona ecuatoriana que se prepara con cerdo, salchichas, pollo con un refrito con coco, una fruta que se alimenta del agua dulce y de mar, y le da sabor a la gastronomía esmeraldeña.

tapao-arrecho-esmeraldas

Por otro lado está Manabí que se alimenta de plátano verde, maní y mariscos que hacen que su gastronomía sea diversa y enriquecedora.

ceviche-jipijapa

Una ruta por los sabores manabitas sería algo por lo que los turistas pagarían, porque ningún país tiene una ruta con tanto sabor y saber ancestral.

majado-verde-las-tanusas-bocavaldivia

De hecho, en Puerto Cayo (Manabí) está ubicado uno de los mejores restaurantes del país. Se trata de BocaValdivia en el hotel Las Tanusas. Se trata de un lugar en el que la metodología es usar productos de su huerto orgánico y la pesca del día, a lo que se le conoce como Kilómetro Cero, porque su impacto ambiental es mínimo. 

Rodrigo-Pacheco-Las-Tanusa

Estas historias deben contarse para comenzar una estrategia de impulsar a Ecuador como un destino gastronómico. Por ejemplo, Cuenca es otra ciudad que merece ser parte de una ruta gastronómica por sus tradiciones. Por un lado están las áreas rurales con sus saberes que invitan a los turistas a disfrutas de una verdadera experiencia gastronómica.

gastronomia-ancestral

También está San Joaquín, una zona en la que prima la preparación de carnes que se sirven con mote, habas, queso. Cada lugar tiene su receta y aderezo, y cada cuencano sabe que visitar este lugar es una experiencia. Entonces un tour gastronómico en la capital azuaya que incluya esta ruta (no apta para vegetarianos) para probar estos platos es atractiva. 

Cuenca como tal también tiene lugares atractivos. Está el restaurante Dos Sucres de Daniel Contreras, uno de los chefs jóvenes más talentosos que tiene el país, que tiene una propuesta de rescate de sabores y creatividad con ingredientes locales.

postres-restaurante-Dos-Sucres-Cuenca

También está el restaurante Lola manejado por los hermanos Morocho que tienen una propuesta de valor que incluye la investigación y revalorización de productos.

plato-lola-cuenca

Si el recorrido por Cuenca no es suficiente, al sur del país, en Saraguro, está uno de los cocineros más talentosos del país: Samuel Ortega. 

samuel-ortega-raices

Él trabajó en El Bulli en España, uno de los restaurantes más famosos del mundo, y regresó a su natal ciudad para poner en práctica todo lo aprendido con ingredientes de la zona. Su restaurante se llama ShamuiCo y es un destino obligado para todos los amantes de la gastronomía.

samuel-ortega-el-bulli

Esto es solo un ejemplo del potencial gastronómico que tiene Ecuador. Y eso sin hablar de Quito con sus restaurantes Casa Gangotena, que es uno de los mejores del país.

casa-gangotena

También hay otros más enfocados en comfort food como El Salnés del chef Mauricio Acuña. que ya pintan entre los mejores. Guayaquil también tiene mucho por ofrecer en restaurantes y huecas.

Muy cerca de Quito, en Cotopaxi está uno de los restaurantes escondidos que mejor experiencia brindan. Se trata de Nuna en Chilcabamba, manejado por un chef joven, llamado Álvaro Reinoso, que pone el alma en su propuesta.

alvaro-reinoso-carvalho-chilcabamba

Cada plato de su menú degustación es un recorrido por su memoria de sabores ecuatorianos y su investigación de productos de la zona.

nido-trucha-verde-chilcabamba-cocina

Guayaquil cuenta con chefs talentosos como Antonio Pérez y Miguel X. Ponce, ambos del hotel Oro Verde, que sería un punto obligado para esta ruta gastronómica hipotética. Eso sin mencionar las nuevas iniciativas gastronómicas pop up, como Guayabera que realiza cenas itinerantes con los mejores chefs del Puerto Principal.

Sería injusto no mencionar a la Amazonía, una zona olvidada pero llena de riqueza. El chef Juanjo Aniceto se ha enfocado en investigar y compartir con el mundo los saberes ancestrales de esta tierra. Su trabajo ha sido minucioso y paulatinamente muestra al mundo el potencial de la selva ecuatoriana.

sopa-amazonica-juanjo-aniceto

El presente, y obviamente el futuro, está en plantear el potencial gastronómico de Ecuador y mostrar al mundo lo que tenemos. Seguro el ROI, del que tanto nos quejamos, saldrá positivo si impulsamos los fogones del país. Además, cada ruta gastronómica está acompañada por los paisajes de Ecuador que hacen que degustar un platillo sea toda una experiencia.


¿Quieres recibir la mejor información gastronómica de Ecuador?


1 Respuesta

  1. Maravilloso artículo de nuestro querido país que fomenta nuestro orgullo gastronomíco y nacional, siga escribiendo para que todos conozcamos más Saludos

Agregar comentario