El mole poblano es símbolo de la gastronomía mexicana

México es uno de los países que más ha posicionado su gastronomía a escala mundial. Su secreto es el orgullo por sus raíces indígenas y conservar ingredientes y técnicas de preparación.

Uno de sus platos insignia es el mole poblano, una salsa espesa, de color café brillante, que se sirve con pavo, pollo, arroz o tortillas de maíz.

Este brebaje se prepara con 23 ingredientes. Entre ellos, cuatro tipos de chile, cacao, orégano, almendra, nuez, anís, canela, pepa de sambo, comino, ajonjolí, entre otros.

Su origen es incierto, pues se le atribuye a diferentes personajes en distintas épocas. Con lo que concuerdan los mexicanos es que este plato ha acompañado la cultura del Estado de Puebla (por eso ‘poblano’), y paulatinamente se posiciona en otros países.

En Cuenca, en el restaurante El pedregal Azteca preparan esta salsa con la rigurosidad mexicana, porque su propietario, Juan Manuel Ramos, oriundo de ese país, conserva las técnicas. En su cocina incluso se ven morteros de piedra volcánica para moler los ingredientes.

Grinding mole ingredients on a metateEn el mercado mexicano existen salsas procesadas de mole poblano, para que usted solo agregue agua y simule su sabor. Sin embargo, recuerde que los ingredientes reales son el secreto en cualquier preparación.

No hay comentarios

Agregar comentario