En Alemania es delito fotografiar ciertos platos

Una noticia circuló en diarios alemanes y generó controversia en redes sociales. No se trata de si Kim Kardashian se hizo o no photoshop, sino que fotografiar un plato de comida podría convertirse en una infracción contra la propiedad intelectual. Así lo expresó el Tribunal Federal de Justicia de Alemania que apostó por ampliar la protección de derechos de autor a las creaciones culinarias de restaurantes con Estrella Michelín. La razón, según el tribunal, es que son creaciones minuciosamente dispuestas que podrían copiarse.

La razón para conceder la cobertura del derecho de autor a ciertas creaciones culinarias es que cuenten con un importante nivel de diseño, que pueden ser entendidas como obras de arte, por las que su autor, el chef, se convertiría en propietario de estos derechos.

El jurista colombiano Daniel Paredes explica que esto es un razonamiento subjetivo porque solo se enfoca en la cocina de autor con estrellas Michelin. Además, ¿qué pasaría  si un chef pierde este reconocimiento? pasaría de estar cubierto por el derecho de propiedad intelectual a no estarlo. “Un reconocimiento no debería ser el eje para la protección jurídica”.

Esta noticia ha generado polémica, más que la Kardashian desnuda. Porque las redes sociales se alimentan con la experiencias gastronómicas y tomar fotos de platos es parte de esa era de información en la que vivimos.

En mi caso he estado en restaurantes con Estrella Michelin, y sin ella, y he disfrutado cada foto y video para contar a mi audiencia esa experiencia de colores, sabores e ingredientes. La última vez que estuve en un restaurante de renombre internacional fue Restaurante Central y los meseros evidenciaron cada foto que hice a los platos sin ninguna objeción. De hecho, nadie puede copiarle a su chef Virgilio Martínez, porque el concepto de su comida es tan único y lleva tanta investigación detrás que no se trata de la estética de un plato.

El mundo está cambiando y compartir la foto de un plato no debería ser un delito. Los chefs deben innovar y adaptarse a esta era de acceso a la información donde las redes sociales son aliadas para posicionarse como los mejores restaurantes del mundo. 

No hay comentarios

Agregar comentario