Consejos para tomar fotos gastronómicas

Cuando uno se enamora de la gastronomía, uno de los puntos clave es saber tomar fotos de los platos. Hay que cuidar factores como la iluminación, colores, humedad que a la final reflejan un producto apetitoso.

Hoy con los celulares, en especial los de alta gama, todos los comensales pueden transmitir la experiencia, pero con fotos borrosas es imposible hacerlo. Por eso es importante aprender a tomar buenas fotos gastronómicas y la mejor forma de hacerlo es con la experiencia de un fotógrafo especializado en este tema. Justamente para este tema entrevisté a Foco Cristian Perlaza, fotógrafo gastronómico que ha trabajado para decenas de marcas y restaurantes, quien nos contó cómo empezó y sus consejos para tomar buenas fotos de los platos.

¿Cómo tomar buenas fotos gastronómicas?

¿Cuánto tiempo llevas haciendo fotografía gastronómica?

Hace cinco años inicié profesionalmente en la fotografía publicitaria, pero hace tres años me dediqué a la fotografía gastronómica.

¿Por qué te nació la curiosidad por esta rama?

Mi esposa y un gran amigo y maestro me dijeron: Cristian, la fotografía gastronómica no es fácil, por eso no es tan explorada. Ahí hay una gran oportunidad, además se aprende de gastronomía. Siempre vimos una gran oportunidad en este campo y además me encanta comer y conocer la buena sazón.

¿Cuáles son los platos que más te gusta fotografiar y por qué?

Me encanta fotografiar platos como hamburguesas, carnes, ensaladas... en general los platos coloridos y que me permitan ser creativo.

¿Cómo aprendiste fotografía gastronómica?

Soy un autodidacta por naturaleza. Inicialmente veía muchos videos de otros fotógrafos y me interesé por aprender mucho sobre iluminación. Hasta que empecé a tomar cursos especializados en el tema. Luego me enfoqué en aprender sobre food styling y creación de ambientes apetitosos.

¿Cuál es el reto más grande de hacer fotografía gastronómica?

Para mi el reto es lograr el equilibrio entre lo apetitoso y lo creíble. Me gusta que mis fotos queden espectaculares pero que cuando el comensal las vea sienta que son platos reales y que no le van a servir una decepción. Para mi es muy importante que los comensales no se decepcionen... Aunque eso no depende de mi totalmente. Aunque muchas veces otro gran reto son los clientes que no me dejan el trabajar con su subjetividad.

¿Cuánto tarda una persona en hacer este tipo de fotografía?

Si te refieres a aprender es según la pasión que se inyecte.
En el caso de las sesiones, Normalmente van desde las 2 horas de trabajo para unas 3 a 5 fotos, hasta las 8 horas para unas 15 fotos. No soy partidario de sesiones muy extensas ya que al final solo quieres terminar y vas perdiendo enfoque.

Tus recomendaciones para comenzar en esta rama

Yo recomiendo tres cosas:

  • Aprender sobre iluminación y esta aplica para cualquier rama de la fotografía.
  • Entender las últimas tendencias de food styling, enfoncándose en crear ambientes entorno a los platos que sean apetitosos y que despierten emociones. El food styling no es solamente maquillar alimentos, sino crear experiencias.
  • Pura pasión y dedicación. Si uno quiere lograr algo, todo lo que haga cuenta, para sumar o para restar. Así que entre más dedicado sea uno más rápido avanza.

¿Qué trucos se pueden aplicar para hacer más atractivas las imágenes de comida?

Trucos hay muchos... a mi me gusta aplicar un poco de aceite vegetal en algunos alimentos para que brillen. Esto se hace porque después de un tiempo los alimentos preparados pierden su brillo y frescura. También suelo aplicar gotas de agua en alimentos que requieren verse frescos. Pero en general los alimentos es mejor no maquillarlos mucho. Entre más naturales y más reales es mucho mejor. El truco principal es que los alimentos estén frescos y recién preparados.

¿Qué equipos se necesitan para hacer este tipo de imágenes?

Podemos hacer fotos de alimentos con cualquier equipo pero hay algo que considero muy importante y es poder hacer un acercamiento a los platos, y para esto es indispensable un lente de distancia focal larga, como un 100mm por ejemplo. Si es macro muchísimo mejor​.

Sin embargo, a nivel profesional, se necesita una buena cámara acompañada de un buen lente, yo uso un 100mm 2.8 macro. Un trípode y opcional necesitas una o dos luces, aunque estas no son tan importantes como los modificadores. Son los que hacen que la luz y la sombra hagan ver atractiva la comida. Por último, es muy bueno tener muchos props o complementos para decorar como platos, bases de madera, tablas de cortar, paños, etc.

No hay comentarios

Agregar comentario