Cómo preparar gin tonic con té

Foto: Tippytea Blends

Quizá el trago más versátil es la ginebra. Por 1720 fue la bebida más popular de la clase inglesa trabajadora y a su vez un símbolo de clase en la Marina Real Británica, ya que quienes tenían esta bebida en sus vasos eran altos mandos; el resto de la tripulación bebía ron.

Yendo a la ficción, el enigmático agente 007, James Bond también inmortalizó esta bebida con el Dry Martini que se prepara con gin y vermut. Su consumo se ha replicado alrededor del mundo como un homenaje al agente o simplemente por su sabor.

La ginebra es un destilado de grano (trigo, cebada o maíz) que se caracteriza por el uso de bayas de enebro en su segunda destilación, además de hierbas que aromatizan y le dan ese sabor que queda bien con el agua tónica y frutas en el aclamado Gin Tonic que es conocido en todos los rincones del mundo.

El gin tonic se prepara con frutas y hierbas, pero últimamente hay una tendencia de prepararlo con té. Parece que en Ecuador no es conocida porque en una encuesta en Twitter la mayoría contestó que no sabía de esta combinación.

Gin y té no suena tan sexi, pero una vez que se prueba vale la pena repetir una y otra vez. Es que el té no solo tiene beneficios, el sabor que da al infusionarse es increíble, incluso para el gin.

¿Cómo preparar gin tonic con té?

Escoger el té (la base)

El primer paso es escoger el tipo de té que vas a usar. La recomendación es usar en hebras (y depende mucho del gusto) pero los mejores para usar con gin son: verde y oolong. También se puede cambiar el té por infusiones como hibisco, hojas de frambuesa, flor de Jamaica, cedrón, hierbabuena o lavanda.

Haz la mezcla

Para que tenga contraste el té o la infusión se debe agregar frutas deshidratadas como uvilla, mortiño, frambuesa o higos. También puede ser jengibre o pétalos de rosa orgánica deshidratada.

Especias o hierbas para complementar

Depende mucho del gusto, pero las hierbas y especias le dan un toque genial al gin tonic, si se mezcla bien. Se puede agregar cardamomo, clavo de olor, canela, hierbaluisa, cilantro, o incluso cáscara de naranja. Las hierbas y especias se ponen frescas al preparar el coctel.

Ten a mano lo que necesitas

  • Las mezclas de té
  • Copa amplia para gin
  • Hielo
  • Infusor para té
  • Agua tónica

Preparación

Poner en cada infusor el té como si se fuera a servir en taza. Se coloca el hielo, gin al gusto y se llena con tónica.

Secretos para que sea un gin tonic perfecto

  • El secreto del Gin Tonic está en los detalles. Obvio, se debe usar buena ginebra, pero el vaso es determinante. Los expertos recomiendan usar una copa amplia (tipo balón), porque en un vaso tubo sus sabores no se aprecian bien, porque no tiene capacidad para el hielo, al tomarlo con la mano se calienta y la boca es tan estrecha que no permite disfrutar los aromas.
  • El hielo es otra pieza clave del Gin Tonic perfecto. Debe ser gordo, grande y duro para evitar que se derrita pronto.
  • En este punto se deben agregar las rodajas de limón, toronja o el ingrediente que desee. No agregue zumo de limón porque acidifica la ginebra y elimina la carbónica de la tónica. Es decir, le resta fuerza.
  • Luego se agrega la ginebra (5 centilitros) y después la tónica que debe ser 20 centilitros para que armonicen los sabores. No se recomienda mezclar para evitar que se vaya el gas.

Con estos pasos podrá disfrutar la bebida más democrática, versátil y popular del mundo con el sabor del té ¡salud!

No hay comentarios

Agregar comentario