Qué comer para salvar al planeta

Para el 2050 seremos 10.000 millones de humanos y desde hoy hay que pensar cómo consumir de forma responsable para asegurar la sostenibilidad. No se trata de consumir menos plástico, sino de alimentarse diferente. La clave es consumir más verduras, legumbres y fruta, y menos productos de origen animal, ya que la producción de este tipo de proteína contamina a grandes escalas.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero –el 18%, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

En ese contexto, el Foro Económico Mundial creó este video para dar pautas de cómo alimentarse para salvar al planeta:

La biodiversidad también se ve amenazada por el consumo excesivo de carne. La agricultura industrial destruye masivamente la diversidad, incluso la alimentaria. En el mundo existen más de 30.000 especies vegetales comestibles y cada vez centramos más la nuestra y la de los animales en cuatro: trigo, soja, maíz y arroz. Lo mismo hace la ganadería industrial. Según la FAO, una quinta parte de las razas de ganado a nivel mundial está en peligro de extinción.

Comer es un acto de responsabilidad, por eso es clave cambiar hábitos y asegurar la sostenibilidad. Más frutas y verduras, aumentar los granos, consumir menos carne, derivados de la leche y huevos, permitirá mejorar la sostenibilidad del planeta.

No hay comentarios

Agregar comentario