Comer para apoyar el Centro Histórico de Quito

El Centro Histórico de Quito es un espacio de patrimonio arquitectónico, cultural y gastronómico. Hace pocos días, en octubre del 2019, sufrió grandes daños durante 12 días de protestas que paralizaron el país. La mejor forma de aportar en su reconstrucción es consumiendo sus productos, que son una delicia para el paladar. Hay restaurantes maravillosos, cafeterías de antaño y huecas, en las que se come bien por un par de dólares.

Es absurdo pensar que solo comer ayudará a reconstruir el centro de la capital, porque los daños son estructurales. Sin embargo, este domingo 20 de octubre habrá una #MingaPorQuito que ayudará en la parte arquitectónica. Sin embargo, los emprendedores que tuvieron que cerrar sus negocios por 12 días, hoy están con problemas porque deben pagar arriendo, servicios, empleados y seguramente no han vendido mucho. Por eso ir al centro -que todos los hagamos por estos días- y comer allí, sea un sánduche o un ponche, será beneficioso para reactivar la economía en la zona.

Este video es un recorrido de sabores por el centro. Visitamos la Heladería San Agustín, donde probamos el helado de paila y las mistelas. También fuimos a la Cafetería Modelo y probamos su famoso ponche y comimos los sánduches de la Plaza Grande que son un placer, más aún si se le pone ese ajícito que se debate entre picante y delicioso.

¿Qué puedo comer en el Centro Histórico de Quito?

El centro es un paraíso gastronómico. Uno puede ir con un dólar e igual encuentra algo, si no me creen esta es una nota sobre comida con concepto molecular -tan de moda- por $1 y toda se encuentra en esta zona, que hoy merece nuestra atención como ciudadanía.

Uno de mis lugares favoritos es la Heladería San Agustín, en la que se encuentran platos fuertes tradicionales y postres. También hay golosinas como empanadas y mistelas. Por eso, mucho de los productos a continuación son de este lugar.

Lo que se puede encontrar en el Centro Histórico

Mistelas

Esta es casi una obra de arte hecha con azúcar. Se trata de pequeñas figuras de azúcar rellenas de una suerte de almíbar de fruta o licor, que estalla en la boca.

Quesadillas

Otro de los placeres de vivir en Quito. Son una masitas preparadas con huevo y yemas, mantequilla, maicena, queso fresco rallado, entre otros ingredientes. Su textura es lisa y harinosa, y queda perfecto con un café o un helado de paila. Son deliciosas.

Helado de paila

Imposible no recomendar el mejor helado del mundo. No es una exageración, se trata de un helado con ingredientes naturales en un proceso 100% artesanal que lo hace uno de mis postres favoritos.

Empanada de mejido

No hay nada más rico que una empanada de mejido. El secreto es su relleno que lleva queso fresco rallado, panela o azúcar, pasas, canela, clavos de olor y pimienta dulce.

Ponche

El ponche es una bebida de antaño, muy tradicional. Lleva huevo, azúcar, leche y canela. Es espumosa y sedosa y se sirve caliente, lo que la hace perfecta para los fríos quiteños.

Quito merece nuestro apoyo, y los emprendedores que se levantan a diario, generan empleo y pagan impuestos, más aún. Tenemos que aportar y qué mejor manera que hacerlo comiendo rico.

No hay comentarios

Agregar comentario