Cold brew, una tendencia que refresca en Ecuador

Tomar café frío no es una novedad. Hay frapuchino o simplemente latte frío, al que agregan hielos a un café y lo transforman en una experiencia refrescante. Sin embargo, lo novedoso en Ecuador es el cold brew.

Quizá los expertos lo conocen, pero para los simples mortales -como usted y yo- éste es un método que consiste en infusionar café molido con agua a temperatura ambiente durante varias horas; esto da como resultado una bebida que se sirve helada, pero mantiene todas sus propiedades. Al hacerlo a temperatura ambiente y no con agua caliente, como se hacen todas las otras infusiones, el sabor no es amargo.

Obviamente esta es una tendencia importada de EE.UU. e Inglaterra, países donde el reino del café es una realidad y por las estaciones, esta bebida se toma en fría, caliente, hirviendo, templada y cualquier otra temperatura que exista.

Para los amantes del café este método cumple a cabalidad con el principio de no afectar la calidad original del grano. En el proceso del cold brew que se realiza con agua fría se extraen los aceites esenciales y ácidos grasos, conservando el sabor y los nutrientes pero deja atrás la amargura del café. Esto lo hace una bebida con todas las propiedades y sabor.

No fue hasta hace un mes quizá, en marzo del 2017, que un emprendedor en el tema del té me mencionó el término cold brew. Comencé a investigar y vi una iniciativa en Guayaquil que produce este café embotellado. El nombre es Dos Gatos y a través de Facebook e Instagram relatan la experiencia de esta bebida que es diferente porque elimina la acidez y el amargor del café.

Esta bebida va bien con hielo, leche de cualquier tipo o simplemente sola, para combatir el calor. En el Guayas es comercializada en algunos puntos, uno de ellos es Masamadre, en Samborondón, una de las mejores panaderías que he probado.

¿Cómo se elabora?

En esta técnica se necesitan de 12 a 24 horas de reposo del café con agua fría para obtener una bebida fresca. Algunos utilizan agua a temperatura ambiente, otros agua helada, y varían las horas de reposo para lograr la bebida de su preferencia. No todos aplican el mismo método: algunos dejan el café fuera del refrigerador, otros en él. También varía el tipo de filtro utilizado, la variedad de café utilizada y el grosor de molido. 

¿Cómo puede tomarse?

Solo es perfecto. Sin embargo, entre más crece la tendencia, aparecen nuevas formas de consumirlo. Se sirve, según el gusto con leche de almendras, caramelo, nibs de cacao y hay unos más arriesgados con granos de sal marina, que brinda un contraste de sabores.

¿Solo hay cold brew en café?

Al ser un método, también se aplica a otras bebidas como el té. el principio es el mismo: básicamente hay que poner té en hebras, si es blend con hierbas y frutas es mejor, y agua fría filtrada en una botella de cristal. Al dejarlo en la refrigeradora por 24 horas toma un sabor intenso y deja una sensación refrescante. Yo lo preparé con un blend de oolong con pétalos de rosa y mortiños orgánicos que vale la pena probar.

Este fue un experimento personal con el mismo blend. El de tonalidad verde es un cold brew y el de tonalidad rojo es un macerado de pisco. Ambas versiones fueron increíbles.

No hay comentarios

Agregar comentario