OMS declara cancerígena la carne procesada

La noticia que le está dando la vuelta al mundo: carne procesada como salchichas, hamburguesas o embutidos aumenta el riesgo de sufrir cáncer, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS); estos alimentos son tan carcinógenos para los humanos como el humo del tabaco, alcohol, plutonio o aire contaminado, entre otros 100 productos clasificados como nocivos.

Un panel de 22 científicos de 10 países de la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC, en inglés), parte de la agencia sanitaria de Naciones Unidas, ha sido el encargado de revisar los estudios científicos publicados sobre el tema.

Pero el estudio de la OMS es concluyente y encuentra suficientes evidencias científicas para considerar las hamburguesas y el resto de las carnes procesadas como un producto que genera cáncer. La mayor parte de las evidencias que citan en el sumario de sus conclusiones se basan en estudios epidemiológicos realizados en varios países europeos y otras partes del mundo. Esos trabajos muestran que este tipo de carnes se asocian con una mayor incidencia del cáncer colorrectal. El estudio encuentra una asociación directa entre estos alimentos y el “cáncer colorrectal en 12 de los 18 estudios de cohorte con información relevante hechos en Europa, Japón y EE UU”. Además, señala, "hay una asociación positiva" entre el consumo de estos alimentos y el cáncer de estómago.

Por cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal en un 18%. Ojo: es el aumento del riesgo relativo, que no el total, algo que se traduce en un 1% más del riesgo absoluto de padecer cáncer colon o recto.

Los propios autores del estudio lo explican así: “Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida. En vista del gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto global sobre la incidencia del cáncer es de importancia para la salud pública. Una lonja de tocino pesa alrededor de 20 gramos, por lo que el consumo del que alerta la OMS (50 gramos al día) se reduce a dos lonjas y media, como indicó una nota de diario El País de España.

¿La solución?

No se trata de dejar de comer carne, hamburguesas, vetar las parrilladas. No tiene que convertirse al vegeterianismo. Este estudio simplemente confirma algo que se sospechaba y que estaba en todas las recomendaciones de alimentación: que comer mucha carne en exceso es un factor de riesgo. Por eso, la solución es disminuir si es que usted es de los que come todos los días. No hay que dejar que el pánico se apodere y dejar de consumir carne; solo hay que tener cuidado con los excesos.

 

No hay comentarios

Agregar comentario