¿Qué cambiará en los restaurantes después del COVID-19?

Mucho se ha hablado de cómo cambiará la industria HORECA (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías después del COVID-19, un virus que ha afectado a más de 2,4 millones de personas y ha dejado más de 170.000 fallecidos a escala mundial (hasta el 20 de abril del 2020, seguro esta cifra seguirá creciendo). Los restaurantes están especialmente afectados, en especial aquellos que no operan con servicio a domicilio, ya que su valor agregado es la experiencia que ofertan en el servicio a la mesa. Hay muchas teorías de cómo van a operar estos locales después de la cuarentena, porque seguramente el virus seguirá existiendo (o variantes de él) y es necesario tomar medidas para prevenirlo.

Existen algunas ideas de lo que ocurrirá basado en lo que está viviendo China, uno de los países con mayor dinamismo gastronómico del mundo. Algunas ideas parecen exageradas, pero después de vivir esta situación probablemente nada será demasiado.

Mesas con más de dos metros de separación

Definitivamente las mesas separadas son un hecho. Si algo hemos aprendido es que las aglomeraciones son las aliadas del virus, por lo que esas mesas que casi lindan con la otra, no deberían existir en un mundo en el que las personas tendrán más cuidado y cuestionarán la distribución de espacios, para protegerse.

Paneles de vidrio

Para muchos esto es una exageración, pero está ocurriendo en China. Se trata de mesas con paneles que separan a las personas. En unos casos son de vidrio, aunque también pueden usarse otros materiales.

Comida para llevar

No se trata de domicilios, sino de que los restaurantes modifiquen un poco su concepto y se centren más en órdenes para llevar. No será la operación total del local, pero después de la pandemia muchas personas preferirán estar en su hogar. Ante esta realidad los locales deben planear mejor su packaging para dar una mejor experiencia a los comensales que recogen la comida para llevar, o incluso los que piden a domicilio, que seguro será unos de los ítems que perdurará.

Omnicanalidad

Ahora que hablamos de packaging y diferentes formatos: comida para llevar, domicilio o servicio en el restaurante, se debe hablar de omnicanalidad. Este es un término que solo se usaba para bancos que deberían dar la misma experiencia en sus sucursales físicas, en un cajero automático o en su app. Pues lo mismo deben hacer los restaurantes: la experiencia de los comensales debe ser la misma sea en un pedido a domicilio o en su mesa. La omnicanalidad es la clave en el mundo que estamos viviendo y que se avecina.

Seguro te interesa leer: 5 lecciones que dejan los restaurantes que sí están vendiendo durante la pandemia

Menos contacto en los pagos

Pagar siempre ha sido un dolor de cabeza en Ecuador porque se llevan la tarjeta y eso no ocurre en muchos países. Para solucionar esto, la dinámica debe cambiar. Lo ideal sería pagar solo pasando la tarjeta por la terminal POS, aunque no muchas tarjetas tienen el servicio contactless (sin contacto) para solo pasar la tarjeta y realizar la transacción. En caso de no contar con esto, el mesero debe llevar la terminal hasta la mesa y que la persona inserte su tarjeta directamente, evitando cualquier traspaso de la tarjeta entre diferentes manos.

Los saleros y salsas

Los restaurantes tienen focos de infección que podrían estar en el salero, salsas u otros implementos que pasan entre manos. La solución para esto es el uso de sobres de sales y salsas individuales, para evitar que un frasco pase de mano en mano.

Menús digitales

Las cartas físicas están destinadas a desaparecer porque al pasar de mano en mano guardan muchas bacterias. La opción está en la tecnología. Puede haber en diferentes puntos del restaurantes códigos QR o similares que lleven a una web con el menú. Incluso puede ser un tutorial de You Tube del chef explicando su carta, su concepto y platos del día. A propósito, aquel formato de una persona que se acerca a la mesa a explicar el menú, también desaparecerá a no ser que use mascarilla.

Estas ideas no son de un mundo apocalíptico sino uno que vendrá pronto, cuando la cuarentena acabe. Existe la posibilidad de que todo pase sin tener mayores cambios, pero sería bueno cuestionarse e identificar esos errores para mejorar por si el mundo fuera diferente después de la pandemia. Además de la iniciativa propia, seguramente muchas entidades públicas tomarán decisiones para implementar medidas que eviten un nuevo escenario como el actual.

2 Respuestas

  1. Me parece muy bien difundir toda esta información. Creo que es positivo, me gustaría sugerirles que se hable de los caterings especialmente para eventos, basados en normas técnicas q se deban aplicar. Sabemos que se va a demorar que vuelvan a hacerse estos eventos pero es muy importante tener claro cómo van a cambiar.

    • Jordi, excelente retroalimentación. Lo pondremos en nuestra lista. Mil gracias por leernos y aportar.

Agregar comentario