Archivos mensuales: mayo 2016

Rosa Mexicano: comida tradicional mexicana en Quito

  • tacos-rosa-mexicano-quito
  • rosa-mexicano-quito
  • rosa-mexicano-quito
  • rosa-mexicano
  • margaritas-rosa-mexicano-quito
  • mezcal-rosa-mexicano-quito
  • chistorra-rosa-mexicano-quito
  • rosa-mexicano

 

El Rosa Mexicano es una tonalidad rojo púrpura vivo, también conocido como magenta. Este color surgió de una investigación del diseñador de moda Ramón Valdiosera, durante un viaje a diferentes etnias y regiones del país Azteca. En cada zona encontró que el Rosa Mexicano se replicaba en artesanías, juguetes, tejidos, dulces y viviendas... por lo cual se inspiró para trabajar su colección que fue presentada en 1949 en Nueva York. Allí el “mexican pink” tuvo gran acogida.

Precisamente Rosa Mexicano es el nombre de un nuevo restaurante en Quito, ubicado en la Reina Victoria y Niña. Su propietario es de ese país y su carta es auténtica comida mexicana. Esto es un alivio ya que el Tex-Mex ha confundido a Ecuador con sus versiones ‘agringadas’ de burritos y tacos en los que se usa cantidades industriales de queso amarillo y comino. En México, en cambio, el sello son quesos blancos y sus condimentos son el cilantro, perejil y otras hierbas que no ahogan el sabor, solo le dan frescura al plato.

Fernando Colunga es quien está detrás de este restaurante, pero para él nada de esto sería posible sin su equipo y familia que dominan cada una de las aristas del restaurante. Colunga es un apasionado de la cultura de su país y su deseo es que Quito se transporte a esos sabores a través de Rosa Mexicano.

Salir de trabajo y disfrutar de un margarita de maracuyá, mango o el tradicional de limón. Aguas frescas, tacos, burritos, sopa de tortilla...todos los manjares con sello mexicano componen el menú de este lugar.

Colunga es un apasionado por los sabores de su país. Recuerda con ganas los tacos de gusanos -que no están en el menú del Rosa Mexicano-, un manjar preciado en México. Son platillos caros y difíciles de conseguir: los gusanos de maguey. Como su nombre indica, viven y se reproducen en la base de esta cactácea. Aunque no hay estos tacos, en la inauguración del Rosa Mexicano ofreció a los más de 100 asistentes una copa de mezcal con sal de hierba santa y gusano y otra de habanero y naranja.

Fotos en Instagram de la inauguración de Rosa Mexicano

rosa-mexicano

Hablando de gusanos, no todo el mezcal tiene esta especie en su botella, pero algunos sí. Esta práctica surgió hace cientos de años cuando no existían laboratorios para ver si el trago que se producía era viable para consumo humano. Así que los destiladores de mezcal en su afán por corroborar, dejaban caer un gusano de maguey en la botella de licor. Si el gusano seguía retorciéndose al llegar al fondo de la botella, entonces era viable para consumo humano. Hoy las técnicas han avanzado y ya no se necesita, pero sigue siendo una tradición para algunas destiladoras.

Tradición. Eso es lo que se me viene a la cabeza al pensar en Rosa Mexicano. Un lugar donde puede saborear  auténtica cocina mexicana, entender su historia y compartir la pasión por ingredientes de calidad para respetar la narrativa de una de las mejores cocinas del mundo.

Dirección: Reina Victoria y Pinta

Precio promedio por persona: USD 12

 

En Raíces se hablará sobre Periodismo Gastronómico

El Periodismo Gastronómico en Ecuador sigue siendo el eslabón perdido de la evolución de la cocina del país. Si bien diferentes profesionales de la comunicación están trabajando en la identidad y se nota un trabajo más consolidado en los últimos años, no hay una profesionalización del periodismo en esta rama y eso hace...
Leer más

Los foodtrucks se unieron en El Callejón

  • callejon-foodtrucks-quito
  • foodtruck-quito
  • pizza-rodante-quito
  • calle-sabor-quito
  • quito-foodtruck
  • callejonok7
  • inka-burger-queso-azul
  • fanesca-ale-andes

 

El evento El Callejón -que se realizó el 14 de mayo del 2016- fue un éxito. Durante las 11 horas que estuvo abierto, en un espacio privado en la NN.UU y Shyris, llegaron miles de personas a probar las diferentes opciones de los 10 foodtrucks. Había crepes, hamburguesas, wraps, seco ecuatoriano, pizza, tacos, ceviche...también estaban algunas marcas de cerveza artesanal.

Era un literalmente un río de gente recorriendo el lugar, mirando las pizarras, decidiendo qué sabor probar. Los precios de la comida promediaban entre los USD 3 y 8 y había mesas para sentarse y disfrutar. Muchas personas no encontraron mesa así que comieron paradas, pero eso no importa cuando se trata de la cultura foodtrucks en la que la idea es disfrutar la propuesta gastronómica en sí.

Este evento fue para ayudar a los damnificados del terremoto y para ello el ingreso sugería una donación de USD 2 o más. En su página de Facebook anunció que habrá más eventos de este tipo.

Lo interesante es que de esta forma se ayuda a damnificados pero también se dinamiza la cultura de los foodtrucks que ha estado dormida en Ecuador, dijo Santiago Ramírez, uno de los asistentes al evento. Con eso coincide el Concejal de Quito, Eduardo del Pozo, quien estuvo en el evento y ha sido un vocero para impulsar a los foodtrucks porque dinamizan la economía.

Cada zona del evento vivía su fiesta, pero quizá los más populares de la noche fue Inka Burger, uno de los foodtrucks pioneros en salir a Quito. Los chicos que atendían bailaban mientras volteaban las carnes, ponían salsas y hacían sus mezclas de queso azul, cebollas caramelizadas, queso con cerveza...

Cada foodtruck atendió a su manera pero cada uno inyectaba energía para que el evento fuera un éxito.

Y claro, las cervezas artesanales también añadieron ritmo a la experiencia. Probamos la de chili y maracuyá de Andes Brewing que maridó perfectamente la hamburguesa de queso azul de Inka Burger.

Hablando de la cervecera Andes Brewing, una de sus cervezas llamó mucho la atención. Se trató de la Fanesca Ale 2016 con una etiqueta con varios políticos de la escena nacional.

fanesca-ale-andes

En fin, todo lo que ocurrió en El Callejón se queda en El Callejón. Se puede leer al respecto, pero vivirlo es otra cosa. Esta iniciativa será la que active a los foodtrucks como un destino gastronómico en el país, porque potencial existe pero falta abrir más oportunidades. Además, de esta forma se ayudará a los damnificados del terremoto que necesitan ayuda en el largo plazo.